Boyero de Berna

Nativos de Suiza, el Boyero de Berna es una raza de perros de trabajo, que han acompañado al hombre desde hace casi 2 milenios, siendo una pieza fundamental en las labores del campo.

Simpáticos, fuertes, seguros de sí y con un espíritu amigable, los Boyeros de Berna son unos gigantes peludos que ama y protege a su familia. Conozcamos más de esta espectacular raza.

Origen del Boyero de Berna

Los Boyeros de Berna son una raza de perros que devienen del cruce de los perros mastines llevados por el ejército romano hacia el siglo II a.C. con los perros pastores locales de Suiza. Esta mezcla dio como resultado perros fuertes y que a su vez eran bastante resistentes a las exigencias del clima de montaña.

Boyero de Berna

En sus primeros empleos por los humanos, los Boyeros de Berna se dio en labores de pastoreo, guardia de propiedades y como bestia de tiro. Para el siglo XVIII estos perros empezaron a ser usados como animales de compañía debido a sus increíbles niveles de paciencia y tolerancia, en especial con niños y adultos mayores. También ha sido entrenado eficientemente como perro de salvamento. Para principios del siglo XX el nombre de la raza se cambió a Boyero de Montaña Bernés.

Características del Boyero de Berna

Este es un perro de grandes proporciones que resulta bastante fornido. Su cabeza también es grande y cuadrada, proyectando un hocico ancho y largo. Sus ojos son de forma de almendra y tienen una tonalidad oscura, mientras que la nariz es negra. Entre tanto las orejas son triangulares y grandes, con una inserción desde lo alto caen suavemente.

El cuerpo el boyero de Berna es rectangular. La línea de la nuca cae con sutileza desde el cuello hasta la cruz para luego extenderse horizontalmente hasta la grupa. La cola es peluda y larga con caída cuando el animal está tranquilo, pero se extiende hacia la espalda en medio de cualquier acción.

Tamaño

Esta es una raza grande cuya altura puede ir desde los 55 hasta los 70 centímetros.

Peso

En cuanto al peso los boyeros de montaña bernés pueden alcanzar con facilidad los 55 kilogramos.

Pelaje

El pelaje es un elemento representativo de esta raza. Como era de esperarse para una raza de climas fríos cuenta con doble capa donde el externo es largo, liso, suave y bastante tupido. Su color base es completamente negro, presentando variaciones en las tonalidades de las manchas pardas y blancas que complementan el pelaje tricolor de esta raza.

Personalidad del Boyero de Berna

La personalidad de los Boyeros de Berna es tranquila, independiente, obediente, dócil y sociable en extremo. Dado que tienen un nivel de energía que va de medio a alto, es perfecto para familias que cuentan con niños, con los que suele ser bastante cuidadoso y amoroso.

Es bastante juguetón y siempre estará buscando el contacto con su familia, siempre manteniendo un estado calmado. En caso de encontrar ante alguna amenaza se mostrará dispuesto a proteger a su entorno familiar.

Cuidados del Boyero de Berna

Boyero de Berna

Esta raza no disfruta el estar solo, requiriendo el sentido de manda que le aporta la familia humana. Su temperamento y enorme inteligencia permite que el proceso de educación sea realmente sencillo. Si a este perro no se le presta la atención necesaria o se le ejercita adecuadamente puede presentar cuadros de ansiedad y/o episodios en los que se torna destructivo.

Al ser perros adaptados a entornos de alta montaña no tolera el calor ni espacios pequeños. Este es un perro que al menos debes dedicar una hora de paseo cada día para evitar la aparición de cuadros de obesidad.

En lo que respecta al cuidado del pelaje, por ser largo necesita que se lo cepillen de 3 a 4 días a la semana para impedir la formación de nudos y/o enredos. Ahora bien hay que estar especialmente atentos al momento de la muda pues en estos momentos hay que cepillarlos todos los días. Sobre los baños puede efectuarse cada dos meses.

Alimentación

Este perro exige una alimentación que se concentre principalmente en proteínas y vegetales, reduciendo en contenido de carbohidratos, ya que así se previene la torsión gástrica y el aumento descontrolado de peso. Para evitar complicaciones en las articulaciones y huesos es necesario la ingesta de suplementos vitamínico adecuados.

Se recomienda que se le ofrezcan entre dos a tres tomas de alimento al día acordes con su peso, tamaño, edad y estado de salud. Aunque sea tranquilo es indispensable que cuente con una fuente de agua fresca en todo momento.

Enfermedades más comunes

Esta raza presenta una susceptibilidad al desarrollo de ciertos tipos de cáncer bastante agresivos. Por otro lado tenemos un conjunto de patologías que se asocian a esta raza entre las que se cuentan la atrofia progresiva en la retina, displasia de codo, displasia de cadera, histiocitosis, osteocondritis disecante y torsión gástrica. La sumatoria de estas condiciones médicas hacen que la expectativa de vida de los Boyeros de Berna sea menor a los 10 años.

Conoce a los Doberman, una raza de perros grandes con gran personalidad y distinción.

Subir