Bullmastiff

La raza Bullmastiff son considerados perros guardianes por excelencia, aunque al mismo tiempo son muy familiares y cariñosos con quienes conoce.

Son ideales si desea un perro musculoso y protector en su hogar. A continuación le contamos lo que debe saber de ellos.

Bullmastiff

Origen de los Bullmastiff

Su origen se remonta a fines de siglo XIX en Gran Bretaña. Allí, cruzaron a los mastiff con los bulldogs para usar sus crías como guardianes de los guardabosques, a fin de protegerlos de los cazadores furtivos.

Estos resultaron perfectos pues eran sigilosos y capaces de someter a cualquier adulto humano sin necesidad de morderlos. Más adelante, estos perros fueron muy apreciados en las haciendas graneros y cultivos, para cuidarlos gracias a sus cualidades como protectores y guardianes.

Características del Bullmastiff

Los bullmastif son por naturaleza perros grandes y con una apariencia imponente que a primera impresión pueden generar temor, por lo que son aprovechados como perros guardianes. La cabeza de estos canes es ancha y cuadrada, mientras que poseen un hocico corto y cuadrado.

Los ojos de ellos son de un color avellana oscuro y de tamaño mediano. Por su parte, las orejas son triangulares, pequeñas y dobladas, aparte de ser de un color más oscuro en comparación al resto de su cuerpo.

El cuerpo de estos perros es de apariencia poderosa, intimidante y simétrica, el cual pese a dar la impresión de una gran fortaleza, en realidad no es de una apariencia pesada. Por su parte, la espalda es recta y corta y se complementa con un lomo musculoso y ancho.

También, si nos fijamos en su pecho, este es profundo, ancho, imponente y musculoso. Igualmente, su cola es de incursión alta y larga.

Tamaño

El rango de tamaños de estos perros es de entre 60 y 70 centímetros en los machos adultos. Por su parte, las hembras suelen ser de entre 60 y 65 centímetros.

Peso

Los rangos de peso de los Bullmastiff oscila entre 50 y 59 kilogramos apara los machos adultos saludables. Mientras, las hembras pesan entre 45 y 54 kilogramos.

Pelaje

El pelaje de esta raza de perros es bastante corto, liso, duro y pegado al cuerpo. En ellos se puede apreciar un tono atigrado en el pelaje en colores beige, marrón claro, pero siempre con una ligera máscara negra alrededor de sus ojos. También pueden llegar a tener una mancha blanca en su pecho.

Personalidad del Bullmastiff

Pese a que estos perros son guardianes por naturaleza, ellos en realidad son bastante tiernos, cariñosos y amigables con quienes conocen. Aun así, cuando no han socializado correctamente, llegan a ser cautos, reservados e incluso se pueden mostrar agresivos tanto con otros perros como con otras personas.

Es por ello que la socialización es algo fundamental y obligatorio para con estas razas. Cuando ellos han socializado correctamente, pueden al menos tolerar a los extraños y logran llevarse bien con otros perros, e incluso otras mascotas que se tengan en el mismo ambiente.

Los bullmastiff no son perros sociables y juguetones, sino que estos son principalmente unos potentes protectores o guardianes familiares. En las familias con niños, pueden llegar a adaptarse bien siempre y cuando los pequeños sean tengan un comportamiento razonable con el animal.

Cuando el perro ha pasado por un buen proceso de sociabilización, estos no llegan a presentar problemas de conducta pues no es muy dinámico ni ladrador. No obstante, cuando es cachorro, suele ser bastante torpe y no logra medir su fuerza adecuadamente.

Bullmastiff adulto

Cuidados del Bullmastiff

Los bullmastiff son perros que no requieren de grandes cuidados gracias especialmente a que son una raza robusta que poco se enferma y su pelo no requiere gran cuidado. A continuación explicamos sus cuidados más básicos:

Alimentación

Por lo general los perros de raza grande poseen un gran apetito, por lo que van a necesitar que se equilibren mejor sus vitaminas, nutrientes y minerales. En el caso del Bullmastiff, cuando no se le brinda una buena alimentación, tienden a sufrir de distención estomacal.

Es por ello que requieren de porciones de 2 tazas de comida dos veces al día para mantenerse saludables. En el caso de los cachorros de esta raza, con 2 tazas y media al día bastara para que crezcan sanos y fuertes y eviten problemas estomacales.

El aseo o el baño

El aseo o baño de esta raza de perros es bastante sencilla gracias a que su pelaje es corto y estos no ameritan de grandes cuidados. Solo es necesario que use una manopla o peine para perros de pelo corto para que lo cepille al menos una o dos veces por semana para eliminar el pelo muerto.

En el caso del baño, solo necesitara uno cuando realmente lo considere necesario, como por ejemplo por haberse ensuciado en el jardín. Aun así, con un baño cada 5 meses estará bien. No es recomendable que se bañe con demasiada frecuencia a estos canes.

Ejercicio

Pese a que esta es una raza bastante grande, ellos solo requieren de un ejercicio moderado, lo cual estará bien con dos simples paseos en el día. Aparte, para complementarlo, puede jugar con ellos durante el día para mantenerlos activos.

Enfermedades más comunes

Entre sus enfermedades más comunes están:

  • Cáncer
  • Dermatitis atópica
  • Displasia de cadera
  • Sarna
  • Dermatitis húmeda
  • Hipotiroidismo
  • Displasia de codo
  • Atrofia de la retina
  • Torsión gástrica
  • Problemas en la vejiga

Es por ello que se recomienda que se recomienda exámenes con el veterinario al menos una vez al año.

Subir