Galgo Español

El Galgo Español, se destaca por ser una raza de perro muy antigua, perteneciente a la familia de los Galgos. Este tipo de perros, fueron creados como una variación de los galgos, con la principal finalidad de perseguir liebres y conejos.

Actualmente, el Galgo Español, es un perro muy cariñoso y protector de su familia así como sus conocidos. Aunque hay algunos perros de esta raza alrededor del mundo, suelen ser poco comunes fuera del territorio español, siendo un perro local al país.

Origen del Galgo Español

Se estima que el Galgo Español, data su origen hace más de 3000 años en el pasado, cuando los fenicios, trajeron perros egipcios a la península ibérica. Inclusive, es considerado que el Galgo Inglés, sea una raza descendiente del magnífico can.

Inicialmente, el uso del perro que fue el precursor del Galgo Español, no era la caza, tampoco la de este perro. Sin embargo, se popularizó este uso para la raza en la época del control musulmán, cuando surgió la necesidad de obtener alimentos con la reconquista por parte de los militares Cristianos.

Galgo Español

Características del Galgo Español

Tamaño

Generalmente, los galgos españoles pueden llegar a tener una altura de mínima de 61 cm y pueden alcanzar hasta los 70 cm en algunos de los especímenes más grandes de la raza. Por lo que son considerados perros bastante grandes en relación al promedio.

Peso

El Galgo Español, es un perro bastante atlético. Por lo que en relación a su tamaño, suelen tener un peso bastante ligero. Este puede llegar a variar entre los 22.5 kg hasta los 30 kg, en los especímenes adultos sanos de esta raza de perro.

Pelaje

El pelaje del Galgo Español, suele estar compuesto por una suave y baja capa de pelos en su mayoría. Por lo que es bastante fácil limpiarlos, cepillarlos y requieren poco o ningún afeitado. Algunos perros de la raza, pueden tener un pelaje más duro y denso, sin embargo, en estos especímenes, tampoco crece tanto el pelaje.

Personalidad del Galgo Español

Una de las particularidades del Galgo Español, es su temperamento. Con desconocidos, este tipo de perros suelen comportarse de forma reservada y con un temperamento bastante reservado. Por lo que muchas personas consideran que son perros bastante serios.

Cuando se encuentran rodeados de algún familiar querido, especialmente de niños, los Galgos Españoles suelen ser perros muy juguetones. Los cuales se sienten libres de ser completamente cariñosos y afectivos, con aquellas personas a las que les tienen confianza, con los cuales se sienten cómodos.

Galgo Español

Cuidados del Galgo Español

El Galgo Español es que es un perro muy atlético. Se recomienda darles constantes oportunidades de ejercitarse, inclusive de cazar si es posible. Generalmente, estos perros son excelentes para corredores y trotadores, ya que pueden tranquilamente ejercitarse junto a sus dueños, mientras les brindan protección.

Una ventaja de los Galgos Españoles, es que tienen una baja necesidad de mantenimiento. Gracias a su corto pelaje, tan sólo es necesario peinarlos una vez cada una o dos semanas, manteniendo sus uñas cortas así como sus orejas limpias. En situaciones convencionales, se recomienda bañar a estos perros máximo tres o cuatro veces al año, de lo contrario, se podría generar irritación en la piel del perro.

Alimentación

Aunque el Galgo Español no suele ser un perro con demasiado peso para su tamaño, al ser tan atléticos, sí tienen posibilidad de tener un alto nivel de musculatura. Por ello, se recomienda darles una dieta balanceada y rica en proteínas.

Se recomienda que para un Galgo Español adulto, se le den de 3 a 4 tazas de comida seca de alta calidad, dividas en dos comidas. Recomendando siempre darle una buena dosis de ejercicio, para evitar el sobrepeso en estos perros.

Enfermedades más comunes

El Galgo Español, es un perro muy poco común, por lo que no se conoce demasiado sobre las enfermedades que puedan atacar a este perro. Sin embargo, es una raza bastante sana en comparación con la mayoría.

Debido a su gran actividad física, pueden sufrir lesiones musculares o en las patas, especialmente si se trata de un tipo de piso muy irregular o con texturas que puedan dañarlo. Otras especies de Galgos, han llegado a sufrir de cáncer en los huesos, por lo que puede ser una posible enfermedad en este tipo de perros, sin embargo es muy poco común.

Subir