Komondor

El Komondor es un perro muy conocido en su país, por su extravagancia al momento de ser observado, sin embargo, este canino merece mucho más reconocimiento al nivel mundial porque sin duda es muy inusual su aspecto. Es un perro pastor, también es llamado ovejero húngaro.

Su pelaje es similar al de una persona que tiene dreadlocks en su cabello, parecen largas rastas blancas. Este canino se puede camuflar fácilmente. Solo se considera afectuoso con un solo miembro de su familia, al que considere su dueño y este será el único que lo pueda adiestrar.

Komondor Perro

Origen del Komondor

Su origen proviene de Hungría. Ciertamente la llegada del komondor a este país es sumamente incierta, algunos afirman que llegó alrededor del año 900, cuando las tribus magiares del príncipe Arpad se fijaron en la estepa húngara y otros dicen que llego al país cuando fue invadido en el siglo XIII por los mongoles.

El Komondor es muy parecido al perro Puli, a diferencia que este último es muy pequeño, pero ambos tienen ese pelaje que los caracteriza.

Características del Komondor

Tamaño: es considerado uno de los perros más grandes del mundo, con una altura entre los 80cm se encuentra posicionado entre los “gigantes” del mundo.

Peso: las hembras pesan entre 40 y 50kg, mientras que los hombres pesan entre 50 y 60kg. El peso de esta raza de perro dependerá de la alimentación y genética del mismo. Unos llegan a ser exageradamente gordos y otros no tanto.

Pelaje: su pelaje es bastante denso y largo, tapa la totalidad de su cuerpo. Su pelaje tiene dos tipos; una capa interna muy fina, protectora y la capa externa de pelo muy rustico. Es reconocido por su pelaje, ya que es una de las pocas razas con este estilo. Al momento de nacer su pelaje es corto, suave y rizado.

Tarda aproximadamente 6 años en lograr todo el largo de su pelaje, se creó así como medida de protección ante animales peligrosos. Este perro no bota pelo muerto. Es muy importante  recalcar que este tipo de pelaje no se cepilla debido a sus enredos. Su pelaje es de color blanco.

Si se trasquila un adulto puede botar aproximadamente un kilo de pelaje. Este perro pastor carga con un exigente y pesado pelaje.

Personalidad

Como es un perro para pastorear su temperamento es muy tranquilo, siempre y cuando la situación sea armónica. En caso que haya peligro o alguien quiero asechar el rebaño, este perro los defenderá valientemente, al igual si alguien le hace daño a su familia y con los niños.

Puede atacar a cualquier depredador, es muy alegre, salta mucho además muy atlético. Es muy hiperactivo, por eso, el dueño debe socializarlo para que no actúe agresivamente.

Cuidados del Komondor

Se debe tener un muy bien cuidado a este perro, sus ojos y orejas requieren de un cuidado diario, ya que su extenso pelaje tapa estos sentidos. Se debe cepillar diariamente, recuerda que el no cepillarse es sinónimo que adquiera algún tipo de enfermedad.

La tarea de bañarlo es bastante tediosa, abarca unas tres horas, más aún secar su pelaje. Algunos dueños los llevan a la peluquería canina, mientras otros deciden hacerlo por su cuenta. El tipo de pelaje no se cepilla, simplemente se deja secar al aire libre o con un secador a una temperatura no tan alta.

Alimentación

El Komondor come demasiado, muchos se sorprenden por lo que ingiere, debe tener una dieta rica en nutrientes y buen alimento, para evitar enfermedades bucales.

Enfermedades más comunes

Como cualquier canino de raza grande puede padecer de la enfermedad de displacía de cadera y torsión gástrica. Lo más importante es mantener su pelaje bien cuidado y en perfecto estado para evitar hongos, resequedad o cualquier tipo de problema en la piel. También puede presentar un entropión o una otitis.

Subir