Mastín italiano

El Mastín italiano también es llamado cane corso, es muy seguro de sí mismo. Posee un porte inigualable, es muy protector con su familia y le gusta convivir con niños. Se desempeña como perro guardián, policía y de caza. Además, son perfectos para tenerlos en casa como perro de compañía debido a su gran apego y amor que demuestra.

Pertenece al grupo molosoide de perros, es decir, robustos. Es bastante musculoso, inteligente, independiente y fuerte. Sus ojos son bastante grades y las orejas puntiagudas. Esta raza de perro se encuentra en constante cambios y evolución.

Mastín Italiano

Origen del Mastín italiano

Su origen remonta en la época Romana, desciende del Canis pugnax, se utilizaban como perros de pelea. Fueron los italianos cerca del siglo XVI quienes emplearon al mastín para ser perro de caza, escolta y/ó incluso para uso militar.  En esta época el mastín era una gran compañía para la sociedad italiana, ya que se difundió por todo este territorio.

Cazaba grandes animales como el jabalí y  acompañaba en largos viajes a los italianos, para evitar robos, debido a su gran y temerosa apariencia de perro imponente, robusto y fuerte, lograba aterrorizar a cualquier persona.

Características del Mastín italiano

Tamaño: es un perro grande, alargado y musculoso. Los machos miden aproximadamente 64 a 68 cm y las hembras entre 60 y 64.

Peso: debido a ser perros tan robustos, su peso oscila entre 45 y 50 kg en los machos y 40 y 45 kg en las hembras. El peso varía según la alimentación del perro, hay unos que han llegado a pesar incluso más de 70  kg.

Pelaje: se caracteriza mucho por su pelaje, grueso, corto y denso. Posee una capa interna de pelaje más fino, normalmente se puede encontrar en colores como negro, gris claro, gris atigrado y solamente atigrado. También se consiguen unas pequeñas manchas blancas en su hocico, pies y pecho.

Personalidad del Mastín italiano

cane corso

Es muy protector, independiente y territorial. Muy cuidadoso y tolerante, especialmente con los niños, se encuentra al tanto de los más pequeños de la casa y se asegura de protegerlos. Es ideal para familias activas deportivamente ya que debe mantener su musculatura. Podemos disfrutar de nuestro mastín de 10 a 14 años, el cual es su promedio de vida.

Es bastante tranquilo y obediente, su adiestramiento es muy fácil ya que es muy inteligente. Reacciona distante ante personas que no conoce e incluso puede llegar a ser un poco agresivo con ellos, pero todo depende de su crianza

Cuidados de la raza del Mastín italiano

El Mastín Italiano no requiere de tantos cuidados. Simplemente debemos cepillar su pelaje una vez a la semana para eliminar todo aquel pelo muerto que se encuentre y la mugre acumulada en su pelo sano. Su baño debe ser cada uno o dos meses dependiendo de lo sucio que se encuentre y cepillar sus dientes una vez por semana.

Se debe pasear si es posible tres veces al día, caminatas de aproximadamente 30 minutos, incluyendo ejercicio físico para mantener su musculatura. Hay que estar atentos de cualquier plaga como las garrapatas y pulgas.

Alimentación

Su alimentación debe ser rica en carnes y verduras crudas. La ración de comida debe variar del 6 al 8% de su propio peso. Su alimentación y actividad física van de la mano.

Enfermedades más comunes

Esta raza es propensa a sufrir de displasia de codo y cadera, torsión gástrica, hiperplasia vaginal, golpe de calor, problemas respiratorios, hipertrofia glandular, entropión, ectropión y brotes de sarna. Es muy importante recalcar que debe acudir al veterinario cada 6 o 12 meses para realizarle un chequeo completo. Debe mantenerse en lugares frescos ya que no tolera tanto el calor.

Subir