Mastín Napolitano

Gigantes, hermosos e imponentes, el Mastín Napolitano destacan por su poderosa musculatura. Es en realidad un perro sumamente amistoso cuya ascendencia se remonta a miles de años atrás.

En este artículo conocerás más a fondo todo lo que debes saber de esta increíble raza. Conocerás desde su origen, características físicas y de comportamiento. Así también el cuidado que exige un Mastín Napolitano.

Origen del Mastín Napolitano

El Mastín Napolitano es una raza que proviene directamente de los molosos romanos. Es formidable de entre los perros gigantes, que por su fuerza y ferocidad eran empleados como perros de guerra, de guardia y en peleas. En particular, el Mastín Napolitano apareció en la península de Salerno. No debe ser confundido con un pariente cercano que es el Mastín italiano.

Mastín Napolitano

El detalle con los Mastines Napolitanos es que abrieron las puertas a una investigación más profunda sobre la llegada de los molosos a Europa, de la cual hay 2 teorías que cuentan cada una con sus pruebas históricas. La primera y más aceptada es que los ancestros más antiguos del Mastín Napolitano llegaron en el siglo IV a.C. gracias a las conquistas de Alejandro Magno en India, ay que el vencedor recibió como regalo un par de mastines tibetanos.

La segunda teoría suscribe el origen de los primeros molosos antiguos a la región de Fenicia, los cuales en la ruta de la plata llegaron hasta Britania alrededor del siglo V a.C. estableciéndose en estas islas y luego dispersándose por Europa.

Independientemente, de la ascendencia primigenia de los Mastines Napolitanos, estos perros tienen por lo menos unos 2.000 años asentados en la región napolitana cumpliendo labores como perros de guardia.

Características del Mastín Napolitano

Un Mastín Napolitano resalta a la vista por su tamaño, peso y fuerza. Su cuerpo es más largo que alto, dando una estructura rectangular. La cabeza es grande y ancha, en donde se extiende un hocico grande y cuadrangular a partir de un stop bien definido.

La nariz tiende a ser oscura y sus ojos de reducidas proporciones, efecto que se ve incrementado por la presencia de pliegues de piel a lo largo de la cabeza. Las orejas son relativamente pequeñas, triangulares y caen hacia la mejilla del perro.

Los pliegues en la piel se extienden en su macizo cuello con efecto de doble papada, estando también presentes en su prominente pecho y región abdominal. Las extremidades son fuertes, firmes y largas, que terminan en patas anchas. La cola que por lo general lleva a una altura media, es de extensión mediana y tiene una base ancha que se va angostando hasta la punta.

Tamaño

La atura hasta cruz de los machos oscila entre los 65 y 75 centímetros, mientras que en las hembras se mantienen entre los 60 y los 68 centímetros.

Peso

Los Mastines Napolitanos machos pueden pesar entre 60 y 70 kilogramos, mientras que las hembras van de 50 -60 kilogramos. No obstante, se han encontrado ejemplares de machos que rozan los 100 kilogramos.

Pelaje

El pelaje de los Mastines Napolitanos es corto, bastante denso y con una textura un tanto áspera, con una uniformidad en la extensión de la hebra de unos 1,5 a 2 centímetros. En lo que respecta al color los especímenes suelen ser gris, gris plomo o negro, pero hay Mastines Napolitanos de color pardo y rojizos. En cualquiera de sus tonalidades se pueden encontrar un efecto atigrado.

Personalidad del Mastín Napolitano

Raza de perros grandes

Este es un perro que destaca por su lealtad extrema, así como una enorme inteligencia, nobleza y ecuanimidad. De ser bien educado y socializado en su fase de crecimiento llega a mostrar un afecto extraordinario hacia el dueño y los niños.

Siempre se encuentra en estado de vigilancia, lo cual es propio de su utilidad como perro guardián. No resulta difícil de entrenar ni de domesticar, sin embargo puede llegar a ser algo tozudo en algunas oportunidades. Si el Mastín ha sido socializado de cachorro con otros perros, animales y niños se mostrará protector con ellos en su fase adulta.

Estos perros muestran un nivel de energía medio por lo que debe canalizarse con entrenamiento y ejercicios para evitar brotes de ansiedad y episodios destructivos. Es recomendable para dueños que ya cuenten con experiencia criando perros grandes.

Son amantes de masticar y es importante proveerlos de juguetes apropiados para ello y que no representen un riesgo para su salud. Esto además que encuentre objetos en la casa que cumplan estas funciones.

Cuidados del Mastín Napolitano

A nivel de cuidados del pelaje este perro no requiere un mantenimiento extenuante, siendo más que suficiente una cepillada del pelaje una vez cada semana. Por el contrario, los pliegues del hocico y rostro demandan más atención, ya que es un perro sumamente baboso y al comer los belfos suelen mantener restos de comida por largo tiempo.

Los Mastines Napolitanos exigen que se les pasee y ejercite al menos una hora cada día para evitar problemas de sobrepeso, ansiedad y/o aburrimiento. Es importante no someter al perro a saltos y movimientos que generen un esfuerzo extra a sus huesos y articulaciones para evitar esguinces y luxaciones.

Alimentación

Es un perro grande, pero su apetito lo es aún más exigiendo hasta un kilogramo de comida al día, donde la base debe ser altamente proteica con inclusión de vegetales, reduciendo el suministro cerealístico. Es importante dar al animal un refuerzo de vitaminas y minerales, en especial aquellos recomendados para el fortalecimiento de los huesos y articulaciones.

Se sugiere repartir el alimento en varias raciones al día para evitar distensión estomacal. Por otro lado es indispensable que los Mastines Napolitanos tengan acceso a fuentes de agua fresca constantemente.

Enfermedades más comunes

Esta raza suele presentar problemas a nivel ocular, en primera instancia, la cantidad de pliegues pueden traer como consecuencia casos de entropión o ectropión. Por otro lado tiene una alta probabilidad de presentar prolapsos en la glándula nictitante.

Por otro lado es un perro que por su tamaño y peso suele padecer de displasia de cadera y displasia de codo. Existen algunos ejemplares que pueden presentar hipersensibilidad a los ácaros, por lo cual se evidencian cuadros de lesiones cutáneas. Estudios estadísticos recientes han determinado que los Mastines Napolitanos cuentan con una inclinación a sufrir patologías cardíacas.

La sumatoria de estas prospecciones a las enfermedades traen como consecuencia que la expectativa de vida de los Mastines Napolitanos oscile entre los 8 y 10 años de edad.

Subir